Deportes

Disfrutar el movimiento

Maximiliano Lopez, uno de los runners mas importantes del país, con grandes victorias en las carreras mas importantes de Argentina y destacadas actuaciones en Europa le dedicó a laSirena unas palabras sobre lo que se siente volver a correr.

Si a principios de a√Īo nos avisaban que en marzo entrar√≠amos en cuarentena durante 2 meses, posiblemente no hubiera cambiado nada en mi calendario de entrenamientos diarios y competencias a elegir.

Disfruto mucho de salir cada d√≠a a correr, pedalear, remar, o entrenar con mi grupo de corredores. Es muy motivante salir cada d√≠a con un objetivo claro y tratar de cumplirlo, entendiendo que le aporto un gramo de arena al sue√Īo que quiero cumplir, que por lo general tiene que ver con encontrar mi mejor versi√≥n deportiva. Compruebo los resultados cuando asisto a alguna competencia o cuando transito circuitos conocidos y reconocidos en los que ya en el transcurso, puedo sentir en mis piernas y en mi mente como el cuerpo avanza.

Los ritmos, m√°s all√° de lo que me diga el GPS, se sienten y se perciben; con los a√Īos, como en cada disciplina, el aprendizaje sobre la actividad y sobre uno mismo crece mucho, y a eso le llamamos experiencia, la misma que muchas veces puede ser la pieza fundamental para obtener √©xito en lo que estamos buscando.

La cuarentena por la COVID-19 refleja un hecho histórico en nuestras vidas que ojalá marque un antes y un después sobre todos nosotros. Sobre darle importancia a lo que verdaderamente lo tiene. Familia, amigos, momentos, lugares, viajes. El compartir. El vivir cada día a pleno dándole sentido a nuestras vidas.

Mis entrenamientos durante enero estuvieron muy ligados a la bicicleta, para darle descanso a la musculatura y articulaciones ya que venía de muchos meses de competencias y duros entrenamientos.

La ultradistancia de monta√Īa es muy exigente y demanda muchas horas de entrenamiento diario, semanal y mensual. En febrero comenc√© a correr m√°s, dado que a principios de a√Īo ten√≠a planificado estar en los 50k de Ushuaia TrailRace y en abril en los 160k de Patagonia Run en San Mart√≠n de los Andes. Por suerte, pude estar en el fin del mundo y alzarme con la victoria de esta competencia antes de que la cuarentena llegara a nuestras vidas.

Una vez en ella, hubo que echar mano al coraje y la voluntad para entrenar cada día. Por fortuna, vivo en un paraje rural donde cuento con un callejón de 200 mts hasta la ruta 40, así que tracé un circuito de 500 mts donde llegué a realizar un entrenamiento de 19 kms. Conseguí una bici fija que me permitió sumar volumen y seguir entrenando al pedal, actividad que me gusta mucho como complemento. Y además, llevé adelante clases de acondicionamiento físico general con muchas de las personas que entreno a distancia en todo el país.

Pero esta rutina, poco a poco fue sac√°ndome las energ√≠as. Dar vueltas en el mismo lugar y estar ejercitando bajo techo me fueron absorbiendo y sobre el final hab√≠a bajado bastante la frecuencia, entendiendo adem√°s, que por toda esta situaci√≥n, las competencias programas fueron desplazadas para fin de a√Īo.

Hasta que aquí, en Lago Puelo, un día nos abrieron la tranquera. Desde entonces las ganas se renovaron y, con ellas, las expectativas sobre la posibilidad de seguir conociendo y reconociendo nuestra hermosa Comarca Andina a bordo de los pies.

A decir verdad los primeros trotes se me están haciendo cuesta arriba. En lo netamente deportivo, me siento pesado y rígido y con poca explosión. He perdido mucha resistencia dado que los rodajes de hasta 20 kilómetros, que antes eran comunes y ligeros, hoy me cuestan terminarlos. La recuperación de un día a otro es lenta y trabajosa, lo que también me indica que esta cualidad mermó en gran porcentaje.

Lo m√°s saludable por estos d√≠as es aceptar que durante estos dos meses el agua corri√≥ debajo del puente. Lo que estaba, ya no est√°, y en general si aceptamos eso, lo interesante de volver a salir cada d√≠a a entrenar tiene que ver con la b√ļsqueda de mejorar nuestro actual rendimiento, aspirando a volver a sentirnos como antes ¬°o quiz√°s mejor!

Como siempre digo, lo m√°s espectacular es aprender a disfrutar del camino, del proceso, de la adaptaci√≥n a las nuevas fuerzas y en ellas, las sensaciones que nos permiten experimentar, arriba de una bicicleta, o corriendo en la monta√Īa.

En el aspecto mental y emocional había empezado a sentir la necesidad de desplazarme con normalidad en busca de rutas y caminos hacia la felicidad -entendida esta como la libertad de elegir qué hacer y a donde ir haciendo deporte-.

Cada momento se disfruta el doble luego haberlo tenido negado. Cada lugar se observa y se admira como si fuera la primera vez que estuviera en él. Y cada sensación de esfuerzo y entrega en los entrenamientos se valoran como un escalón más de la escalera que me llevará a donde quiero estar.

Dej√° una respuesta