Slider

Juntas Vecinales en la Comarca

Las juntas vecinales son espacios de organización comunitaria que unen a quienes habitan en el mismo barrio. Promueven el desarrollo, la integración, la participación de los vecinos y la defensa de sus derechos e incluso pueden representarlos ante entidades que exceden a la Municipalidad.
LaSirena dialogó con Tanaka Paillalef, Presidente del Foro de Juntas Vecinales y de la Junta del Barrio Irigoyen para conocer más sobre el tema.

De qué hablamos cuando hablamos de Juntas Vecinales

En la Carta Org√°nica de El Bols√≥n, la Municipalidad “promueve y reconoce la existencia de las Juntas Vecinales elegidas por el voto de los vecinos correspondientes a la jurisdicci√≥n de su barrio, para impulsar el progreso y el desarrollo social de las comunidades barriales”. Una letra similar se encuentra en la Carta de Lago Puelo y en una ordenanza de 2017 que las reconoce como juntas en la localidad de El Hoyo.
Sus autoridades son siempre elegidas mediante el voto universal y secreto, respetando la representación proporcional. Paralelamente, el Foro de Juntas Vecinales es el espacio que conecta a todas las juntas entre sí.

“Si entre vecinos nos acompa√Īamos y ayudamos cualquier reclamo va a llegar a mucho mejor puerto. Al Municipio le conviene tratar con las juntas antes que con las problem√°ticas potenciadas”, explica Tanaka.
Con la llegada de la emergencia sanitaria la gran mayor√≠a de los proyectos se vieron frenados pero la organizaci√≥n superior de juntas vecinales tiene un objetivo claro. “La idea que ten√≠amos en nuestra nueva gesti√≥n era marcar la preocupaci√≥n por el ambiente. Contrario a lo que se cree de la zona, existen altos √≠ndices de contaminaci√≥n, y una falta de preocupaci√≥n general por el tema. Tenemos un r√≠o cercano que es de uso recreativo, aunque ni siquiera es posible meterse en √©l, ya que encontramos basurales clandestinos en todos lados”, manifiesta el presidente del Foro.

Avanza la parquización de la costanera luego del trabajo de los vecinos y vecinas

La importancia de hacer política orientada a lo social

“Yo jam√°s hab√≠a incursionado en nada que se pareciera a la pol√≠tica, pero esto es pol√≠tica social. Antes mi trabajo era rescatar a quienes ten√≠an problemas en la monta√Īa. Ahora es otro rescate: a mi barrio y a quienes est√°n en otros barrios para que puedan llevar adelante los planteos que creen que se tienen que efectuar”. As√≠ reflexiona Tanaka.
“Organizar permite ayudar y respaldar a los vecinos y vecinas. El trabajo lo levantaron los antiguos pobladores y nosotros buscamos reivindicar esa labor aprovechando la gran cantidad de habilidades y saberes que tienen los miembros de la junta. El trabajo diario es de ida y vuelta con la Municipalidad porque los resultados se logran cuando hay acuerdos m√°s all√° de la pertenencia ideol√≥gica que uno pueda o no tener.”

En el barrio de Tanaka, el Irigoyen, lograron rearmar la junta vecinal, unificar los barrios en su parte m√°s antigua con la m√°s nueva.
Adem√°s alcanzaron un aprendizaje en cuanto al modus operandi para resolver las problem√°ticas diarias: lo que antes era un nota ahora puede ser un llamado para canalizar los reclamos y encontrar con quienes solucionarlo.
“Se inunda la calle Las Heras y podemos llamar directamente a que Obras P√ļblicas nos solucione la situaci√≥n. Hay avances que trae el hecho de organizarse, antes no era tan flu√≠da la comunicaci√≥n. Siempre se trataba de ir a esperar audiencias. Era m√°s largo y engorroso”, dice Tanaka.


Pero lo que m√°s enorgullece a este barrio es lo que pudieron hacer por el ambiente. “Nuestra costanera era un basural hace poco tiempo. Decidimos que eso ten√≠a que cambiar por la salud y el futuro de todos tras lo que nos comprometimos a ir todos los domingos a las diez de la ma√Īana a realizar la limpieza de la costanera”.
Fue mucho tiempo de insistir en la limpieza y en los llamados para que Obras P√ļblicas se llevara la basura (“Encontramos lo que te imagines”, se√Īala el referente barrial).

Una vez avanzados en esto, decidieron pasar a la fase dos.
“Sab√≠amos que hab√≠a un proyecto de parquizaci√≥n parado por completo e intentamos insistir en que la costanera no merece ser un basural. Tenemos una costanera hermosa, un r√≠o que todav√≠a puede ser salvado si nos organizamos a tiempo. ¬ŅSabr√°n todos que no se recomienda meterse en nuestro r√≠o Quemquemtreu?”, pregunta preocupado.
“S√≥lo se lo puede mirar por el grado de contaminaci√≥n que tiene. Todav√≠a est√° en obras pero cambi√≥ maravillosamente y para mi es una alegr√≠a enorme y una satisfacci√≥n que me va a quedar toda la vida”.

Desde entonces mantienen guardias y transmiten saberes ambientales. “Estamos comunicando a los vecinos que avisen cuando alguien tira basura. No se trata de pelear ni prepotear, es educaci√≥n para todos y todas. Hoy existe una multa de hasta 33 mil pesos por tirar basura en lugares no permitidos. Hay que educar a la gente porque lamentablemente no se valora lo que tenemos, la naturaleza y la riqueza que nos rodean son algo que tenemos que agradecer”, se lamenta Tanaka.

“En muchos barrios hay miedo a limpiar porque la gente va y toma… corre el alambrado para ganar metros. Hay que terminar con esa viveza. ¬ŅPor qu√© agrandar tu terreno mientras otros lo est√°n limpiando? Una junta vecinal evita que las personas piensen s√≥lo en su inter√©s y lo hagan colectivamente”, concluye.

Organizarse y aportar futuro

“Hay muchas personas que opinan sin formar parte de la organizaci√≥n social. El tiempo en gestiones me ense√Ī√≥ que cuando hac√©s, llueven las cr√≠ticas”, manifiesta el presidente del Foro de Juntas. Para √©l la organizaci√≥n es la clave para llegar a una Comarca que vuelva a pensar en las personas que habitan en ella. “Quien quiera trabajar de esta forma se puede acercar o contactarnos para recibir la ayuda que necesite a la hora de crear o participar de una junta vecinal”, invita.

El Foro de Juntas Vecinales trabaja constantemente en proyectos ambiciosos. “Queremos mejorar los niveles de vida, erradicar focos infecciosos, mejorar el ambiente, sanear las zonas, mejorar la calidad de vida de los vecinos, la se√Īal√©tica, los tachos de basura, todo… Pero sin promesas grandilocuentes. Esto es un paso a paso mejorar lo que se pueda”, explica Tanaka.

Poder pasear en bici en lo que antes era un basural

El eje de los barrios est√° puesto en el ambiente y en la educaci√≥n para preservarlo. “Al tipo que te tira la cerveza por la ventanilla, o te tira la basura con su camioneta donde nadie lo vea ya es m√°s dif√≠cil reeducarlo; pero con los chicos las cosas pueden mejorar. Los chicos tienen que saber que existe gente que quiere un ambiente m√°s limpio y que se puede lograr trabajando entre todos“, concluye esperanzado.

Dej√° una respuesta