Slider

Club Social y Deportivo Frontera: hacia una comunidad m谩s colaborativa y solidaria

En toda la comarca es conocido el importante trabajo que el Club social y Deportivo lleva adelante en Lago Puelo desde hace ya varios a帽os. La sirena convers贸 con Valent铆n G贸mez Fenzel, integrante del equipo de trabajo del club, quien nos puso al tanto de todas las propuestas que viene llevando Frontera con la comunidad de Lago Puelo.

La instituci贸n cuenta, desde hace tiempo, con dos actividades deportivas principales: f煤tbol (cuyas categor铆as van desde el infantil juvenil y de primera divisi贸n) y hockey (que abarca dos categor铆as en la actualidad). Los entrenamientos y competencias de ambos deportes se realizan durante todo el a帽o en la sede del club de Isla Sur y tambi茅n en el gimnasio municipal. En paralelo, el Frontera desarrolla diferentes actividades que sostienen econ贸micamente al club y permiten el libre acceso de la comunidad a todas las propuestas del espacio. Porque, si bien se cobra una cuota social m铆nima de $150, no es condici贸n excluyente para participar de la oferta deportiva y cultural que Frontera ofrece. En efecto, se busca solventar de esa forma los viajes a distintos torneos y, en el caso del hockey, disponer del equipo que el deporte requiere y que es m谩s oneroso.

Entre la multiplicidad de actividades que se desarrollan para solventar los gastos de la instituci贸n Valent铆n menciona las rifas, ventas de comidas, y el ya reconocido bingo que se hace una vez al a帽o y cuenta con gran asistencia de la poblaci贸n puelense. Este a帽o estaba programada la pe帽a de clubes que contar铆a con la presencia de la banda Arbolito pero que se vio suspendida por la emergencia sanitaria del Covid-19.

Por otro lado, como parte de su trabajo social, en el club se ofrec铆an tambi茅n clases de apoyo escolar, coordinadas con miembros de la IES 813 y Atech, como forma de contenci贸n frente a la crisis educativa que ya lleva su tercer a帽o en Chubut. En efecto, el club siempre tuvo muy en claro su trabajo social, puesto que, m谩s all谩 de las dificultades socioecon贸micas que ha acarreado la emergencia sanitaria, es evidente que gran parte de la poblaci贸n no puede satisfacer sus necesidades esenciales desde tiempo atr谩s.

.

El club en tiempos de aislamiento y emergencia

La pandemia de coronavirus afect贸 la actividad cotidiana de este espacio como la de tantas otras instituciones. Pero la comisi贸n directiva del Club Frontera y todo su equipo no se sentaron a esperar que cambiara el panorama y capitalizaron la suspensi贸n de las actividades tradicionales en tiempo para dise帽ar proyectos coordinados con Provincia y Naci贸n que impulsaran la finalizaci贸n de la obra de ampliaci贸n de su sede para un centro cultural y la construcci贸n de un polideportivo en un futuro.

A su vez, el equipo de trabajo del club sostuvo siempre la comunicaci贸n con las familias y desde all铆 armaron un registro que les permiti贸 detectar las necesidades de insumos b谩sicos que ellas requer铆an, as铆 como su situaci贸n laboral y de vivienda. Se gener贸 adem谩s una acci贸n articulada con un vecino que hab铆a ya impulsado la elaboraci贸n de viandas y se organizaron para que se cocinaran y distribuyeran desde el espacio con sus miembros. Valent铆n cuenta que muchas personas se sumaron a ayudar con esta tarea, ya sea para recolectar la mercader铆a, solicitar donaciones, cocinar, gestionar ayudas, avisar a las familias, etc. Tambi茅n fueron muchos los comercios que aportaron productos para que llegasen a las familias que lo necesitaban. Las entregas de las viandas comenzaron haci茅ndose una vez por semana, aunque prontamente pasaron a realizarse dos veces. La organizaci贸n y distribuci贸n de las tareas result贸 fundamental en esta labor.

Con la intenci贸n de no colapsar a los comercios con el pedido de donaciones, se gestion贸 un sistema de donaci贸n de dinero y alimentos capaz de sostenerse en el tiempo y para tal fin se armaron abonos mensuales colaborativos a la cuenta del club. Se recibieron donaciones de diferentes puntos del pa铆s y, en la Comarca, quienes no pudieron ofrecer dinero dispusieron de productos como tambi茅n de su tiempo y trabajo para colaborar con el club. 鈥淢uchas de las mismas familias que se alimentan de tales viandas colaboran dando una mano, donando ropa, haciendo delantales y siempre quieren aportar en algo.鈥 Se帽ala Valent铆n.

Hoy en d铆a son m谩s de 120 las personas beneficiadas con comida elaborada dos veces por semana. Al reparto de viandas se sumaron adem谩s otras acciones, coordinadas tambi茅n por voluntarixs que fueron acerc谩ndose al club y realizaron sus aportes. El club de ciencias propuso una actividad semanal en el marco de su programa de radio; se abri贸 un ropero solidario con prendas de abrigo; el grupo de jubiladxs activxs cocina galletas nutritivas para repartir y la biblioteca popular don贸 libros para realizar intercambios. Incluso se est谩 dise帽ando un proyecto de huerta comunitaria en el predio del club.

El enorme trabajo que lleva adelante el Club Frontera materializa el deseo de una comunidad colaborativa y solidaria, que cree en el trabajo compartido y la necesidad de agruparse y organizarse para un bien com煤n y a largo plazo.

Dej谩 una respuesta