1460

1402/1401 – No pudo ser

Imagino que para quienes se sienten parte de las fuerzas del cielo debe ser muy complejo rebajarse a la mundana tarea de ofrecer sus ideas a discusión, de sentarse a negociar o de establecer acuerdos con otras fuerzas mucho más terrenales. Quizás con la certeza de que Zeus o alguna otra deidad de la cúpula celeste lo guiaba en su camino a la victoria, el oficialismo no consideró necesario realizar modificaciones ni concesiones al recorrido del proyecto de ley ómnibus para su votación en cámara de diputados. Aún más, optaron por amedrentar a gobernadores y representantes legislativos – incluso a los que se definen como amigos del gobierno – y por supuesto por reprimir a la gente en las calles.

Así comenzó ayer la votación de apartados específicos; varios de los artículos que más interesaban al gobierno se rechazaron, como el aumento de retenciones y la  baja de jubilaciones y otros se aprobaron  con modificaciones-  tal el caso de las facultades extraordinarias al presidente. Justo antes de que se empezaran a votar los puntos sobre las privatizaciones de empresas estatales, el presidente de la banca de La Libertad Avanza propuso levantar la sesión y devolver el proyecto a comisión. En síntesis, el tratamiento de la ley vuelve a comisiones y lo acordado en el debate parlamentario queda anulado. De acuerdo con el artículo 155 del Reglamento de la Cámara de Diputados, un proyecto que después de ser sancionado en general o en general y parcialmente en particular vuelve a comisión, se lo somete al trámite ordinario y se lo considera “como si no hubiese recibido sanción alguna”. Es decir, se anula lo tratado en la sesión y se vuelve a cero en su tratamiento en las comisiones que habían sido creadas a tal fin.

Con su proyecto refundacional del país de regreso a boxes Javier Milei enfrenta su primera derrota legislativa con la diplomacia y la cintura política de un estadista: tuiteando mensajes que acusan de traición a quienes no votaron a favor del proyecto y jurando una venganza inminente. El gesto no nos gracioso ni ajeno ¿qué modalidad puede adoptar la virulencia vengativa de un mandatario? ¿cómo se traduce esa indignación a una decisión política? El comunicado de prensa divulgado por la oficina del presidente también pone de manifiesto el encono hacia los gobernadores que “decidieron darle la espalda a los argentinos para proteger sus intereses e impedir que el Gobierno Nacional cuente con herramientas para resolver problemas estructurales” y por ello se toma la decisión de no discutir con los que “eligen mantener sus privilegios mientras el 63% de los chicos argentinos no come”. Resulta difícil encontrar en el proyecto de ley ómnibus encuadres normativos que permitan afrontar el hambre de los niños de nuestro país. Desde Israel, Milei insistía en redes: “Vamos a continuar con nuestro programa con o sin el apoyo de la dirigencia política”. Las fuerzas del cielo no suelen aprender de sus errores.

Categorías: 1460, Slider

Dejá una respuesta